Èric Lluent a la premsa

Recull de premsa sobre el ‘cas islandès’ i el llibre ‘Islàndia 2013. Crònica d’una decepció’:

07/11/2013: [CAST] Entrevista a Piensaesgratis. “Islandia y España no son tan distintas“.

12/11/2013: [CAT] Article publicat a La Directa ‘El miratge islandès‘.

13/11/2013: [CAST] Article publicat a La Marea ‘El espejismo islandés

05/03/2014: [CAT] Notícia sobre la presentació del llibre a Badalona a Diari de Badalona.

05/03/2014: [CAT] Publicació de la introducció del llibre a Núvol.

13/03/2014: [CAT] Publicació de la introducció del llibre a Vilaweb.

14/03/2014: [CAT] Crònica de la presentació del llibre a Cardedeu, al Nas de Cardedeu.

14/04/2014: [CAST] Reportatge fotogràfic d’Ismael Llopis publicat a Momo Magazine.

21/05/2014: [CAST] Cita en el Blog Salmón. ‘Los paraísos (socialdemócratas) perdidos‘.

01/06/2014: [CAT] Recomenació a la revista Cafèambllet.

04/09/2014: [ISL/ENG] Entrevista a RÚV, ràdio nacional d’Islàndia. ‘Blekkingin um Ísland‘.

Anuncis

9 respostes a Èric Lluent a la premsa

  1. Concep Vidiella Martí ha dit:

    Bon dia Èric, gràcies a la Teresa Forcades he tingut l,honor i el gran confort de llegir-te, espero poder seguirte a la mateixa adreça que Ens ha facilitat.
    M,ha Interessat molt el projecta que vas assolir esponsoritzat pels seguidors, he vist que ja he fet tard, segurament tindré més ocasions.
    A partir d,ara et seguiré fidelment.
    Molt agraïda per coneixer una persona SÀVIA, LLIURE, INDEPENDENT!!!

    • Catalufosterroristas ha dit:

      Hace unos días, en un bar, oí cómo despotricaban tres de ustedes sobre muchos “charnegos” que habían venido a Cataluña porque en su país no tenían qué comer, y aquí se llenaron la barriga, y en vez de estar agradecidos se mostraban soberbios y descontentos. Como acababa de leer una encuesta entre escolares, en la que muchos de éstos no querían ser españoles porque sus maestros, ¡menudos maestros!, les decían que España era un país atrasado y pobre, sentí deseos de soltarles a ustedes unas cuantas verdades. Me contuvieron dos realidades: en primer lugar, la dificultad de que nos entendamos, porque manejamos conceptos básicos distintos; y en segundo lugar la violenta agresividad que manifiestan muchos de ustedes contra la libertad de expresión ajena, siendo en este caso, además, varios contra uno. Pero si no podría esperar el mínimo de entendimiento civilizado, sí puedo exponer algunos datos útiles para tantas personas a quienes ustedes se empeñan en embrollar con sus disparates.
      Mis padres vinieron a finales de los años 50 de una aldea de Orense a Barcelona, donde yo he nacido. Nunca tuvieron la menor idea de estar trasladándose de un país a otro, sino de una región a otra de un mismo país, de una misma nación. Entre ellos hablaban corrientemente gallego, pero tampoco tuvieron el menor problema para entenderse con los catalanes en el idioma común español. Y siempre se sintieron en su casa en Cataluña, tal como los catalanes se sienten en su casa en Galicia, o en Canarias o en Andalucía, aunque algunos de ellos –los catalufos o nacionalistas– pongan gestitos ridículos haciéndose los extraños o los superiores. Y yo, nacido aquí, no voy a tolerar que me hagan sentir extranjero o agradecido, a mí o a mis padres.
      Mis padres vinieron aquí porque en aquel entonces había en Galicia menos trabajo (no hambre ni mucho menos), y su mejora económica se la han labrado con su sudor, no la deben a ninguna limosna, y menos de gente como ustedes. Por el contrario, de gente como ustedes recibieron algún que otro desaire al que han sabido contestar con dignidad o, simplemente, haciéndoles el caso que en general merecen, es decir, ninguno.
      Hace ya largo tiempo que el nivel de ingresos per capita se ha igualado bastante en España, y, quitando algunos matices, en cualquier región se vive con desahogo y de manera muy parecida (ustedes sostienen que es gracias al dinero que el estado le quita Cataluña, tiene gracia su soberbia). Barcelona prosperó mucho, y con ella toda Cataluña, y el resto de España, por el carácter emprendedor y pionero de muchas de sus gentes (la célebre industria conservera gallega debe mucho a los empresarios catalanes, por decir algo) y también por la protección que se le otorgó desde Madrid y por el mercado del conjunto del país. Es decir, hubo una simbiosis entre la industria barcelonesa y el resto. Tanto deben otras regiones a Cataluña como a la inversa. Este hecho no borra otro menos agradable, y es que aquel proteccionismo excesivo desde Madrid frenó la competencia y dificultó la expansión industrial de otras regiones. Hasta que la abolición del Arancel Cambó –y Cambó era un nacionalista catalán–, a principios de los sesenta cambió el panorama y facilitó un gran avance en los niveles de producción y consumo de todo el país.
      Yo distingo bien entre catalanes y catalufos, y entre Cataluña y Catalufia, y también constato la nefasta influencia de ustedes sobre los demás. Los catalufos –o nacionalistas, separatistas en el fondo –, no son los creadores de la riqueza catalana, sino los que han aprovechado esa riqueza, con mentalidad de nuevos ricos, para tratar de infundir al catalán de a pie una soberbia perfectamente idiota y un complejo de inferioridad a algunos venidos de otras regiones. Su técnica, la misma de los nazis, eficaz, pero miserable: el narcisismo por un lado (“somos superiores”, hoy no se atreven a decir que son una “raza superior”, como hacían antaño, pero se les entiende) y el victimismo por otro lado (“no podemos subir tanto como quisiéramos porque España o Castilla nos pone plomo en las alas y siempre nos está perjudicando”).
      Tampoco han contribuido ustedes nada a las libertades de que todavía disfrutamos. En cambio nunca dejaron de parasitar la democracia con sus insidias, exigencias y rencores inútiles, con sus imposiciones chulescas, su bilis y sus ofensas contra sus compatriotas de otras regiones, unas veces agresivas, otras en plan hipócrita, sus pequeñas pero muy significativas violencias, sin descartar el terrorismo, con sus “diálogos”, como gustan llaman al compinchamiento con ETA, a ver qué nueces cosechan, y sobre todo con su incansable siembra de ese degradante victimismo y narcisismo del que hablaba.
      Miren, catalufos: ustedes siempre han sido una plaga para Cataluña. Ustedes han contribuido mucho al resentimiento y las convulsiones del siglo XX. Unas veces se aliaban con los pistoleros anarquistas, otras se peleaban con ellos, pero siempre atacaban a las libertades. Ustedes atacaron el sistema liberal de la Restauración y ayudaron a destruirlo y a provocar la dictadura de Primo de Rivera, que tan bien acogida fue en Barcelona. Luego, ante la dictadura, ustedes no hicieron nada, quitando el irrisorio esperpento de Macià en Prats de Mollò. Pero su inhibición, vergonzosa para ustedes, fue una bendición para Cataluña, que prosperó como nunca antes. Después, durante la II República, ustedes se alzaron contra la legalidad, trataron de lanzar a los catalanes a una aventura criminal, a una guerra civil, y los catalanes les rechazaron aquel 6 de octubre de 1934. Y cuando la guerra en 1936, ustedes presidieron el peor período de crímenes y robos que haya vivido Cataluña en toda su historia, y traicionaron de paso a sus propios aliados anarquistas, comunistas y socialistas.
      Llegó la dictadura de Franco, a la que ustedes, catalufos, contribuyeron con sus provocaciones, traiciones y manejos, y nuevamente les faltaron a ustedes arrestos para luchar, y nuevamente Cataluña prosperó, sobre todo cuando se eliminó el famoso Arancel, que parecía proteger la industria catalana y en realidad la estorbaba, como estorbaba la de toda España. Si quitamos algún que otro gesto testimonial, solo muy al final del franquismo se unieron ustedes… con los comunistas y terroristas, así de demócratas eran. ¡Verdaderamente, señores! Su historia sería una deshonra para Cataluña si ustedes de verdad la representasen, como pretenden.
      Ustedes no paran en su reivindicación del idioma catalán, y me parece muy bien, menos por dos cosas: que llenan ustedes este idioma con una propaganda y una literatura ínfimas, muy mal favor le hacen a la lengua; y porque oponen el catalán al llamado castellano, que es en realidad el español común, que nos une a todos y nos permite comunicarnos con cientos de millones de personas más. El idioma que también han ido formando tantos catalanes desde hace siglos. El idioma en que se ha escrito la mayor parte de la literatura catalana, muy posiblemente la de más valor. Ustedes se quejaban con razón de la mutilación que suponía excluir el catalán de la vida oficial bajo el franquismo (aunque bien poco hicieron por resistirla), y ahora imitan ustedes al franquismo a la inversa y mutilan una parte fundamental de la cultura catalana, so pretexto de que el español común no es idioma “propio de Cataluña”.
      No, ustedes no representen a Cataluña ni a los catalanes: son más bien un desastre para ellos. La historia de ustedes, al contrario que la de Cataluña, es estéril y vergonzosa, y su habilidad principal ha sido la siembra de vientos que han terminado ya varias veces en tempestades. Me gustaría que reflexionasen, pero no soy optimista: persistirán en sus provocaciones, falsedades y violencias. Pero deben saber también que encontrarán una resistencia creciente.

  2. Señor eric lluent:Creo que hay mucho mas peligro en la ocurrencia que ud, ha escrito en esta sugerencia , que en todo lo que pueda facilitar facebook; Para muestra véanse las formas de distorsionar la información en cataluña. Dediquese Ud a otra cosa si su conciencia no le deja decir la verdad limpia y clara.

  3. maria patricia ha dit:

    La bandera de Francia

  4. Luis Barbera ha dit:

    Querido Éric no comparto nada tu opinion sobre el filtro especial bandera francesa, no es solo conciersarse de las muertes en nuestras tierras (vivo en la zona de Paris) sino TAMBIEN ser solidarios de estas perdidas humanas. Si tienes razon que los medios dan mucho que ver cuando nos afecta de cerca y poco cuando pasa lejos, lo que no quiere decir que no nos importa o afecta…

  5. Lí e compartilhei sua matéria sobre o “Perigo de se colocar o filtro da bandeira da França no perfil”. Estou totalmente de acordo! Por que algumas perdas são mais importantes? Não é porque em alguns países esta rivalidade, esta batalha é constante, que vamos fechar nossos olhos e nossos corações! Adorei Paris, e respeito a dor de todas as famílias francesas! Mas em outras partes do mundo, como sabemos, e você mostra bem, muita gente morre em atentados! E são seres humanos como qualquer um de nós! Parabéns pela matéria!

  6. Wilma ha dit:

    Hola Eric, he leido su escrito sobre el filtro especial con la bandera francesa q esta usando facebook y entiendo perfectamente su punto y la idea esencial q quiere trasmitir, para nada interpreto q no este conmovido con los sucesos recientes d Paris, pero no estoy d acuerdo en q la cobertura mediatica sea manipuladora y de’ mas importancia a los sucesos terroristas cuando los muertos son d occidente y no del Medio Oriente. Creo q la humanidad entera nunca olvidara “la noche de los mil millones”, como se le llamo a esa nefasta noche en la q el gobierno d los EEUU, no como terrorismo, pero si d forma ingerencista a la hegemonia d un pais, y mas con el apoyo d la OTAN, acabo con sus bombas, con siglos y siglos d historia y con miles d vidas humanas, cuando ataco a Irak. Esa noche todos lloramos d ver tanto horror por parte del pais mas poderoso del mundo, q no buscaba mas q un culpable al ataque de las Torres Gemelas. Todos lloramos con las imagenes q dia a dia, se esfuerzan por mostrar al mundo, cientos d periodistas “d occidente”, q arriesgan sus vidas, para mostrar cuanta muerte y cuanta miseria hay en esos paises casi olvidados, dada por guerras civiles internas entre etnias y lo q sea. Todos lloramos y hasta muchos se solidarizaron y dieron sus vidas (personas d occidente), prestando su ayuda en el continente africano, cuando el Ebola hacia estragos. Hombres, mujeres, ninos y ancianos murieron, y por las noticias, q es al fin y al cabo como uno se entera, nos condolimos y rezamos por esas almas q ya no estan entre nosotros. A lo q quiero llegar es, q si bien es cierto q los grandes medios d comunicacion manipulan las noticias y tal vez den mas cobertura a una q a otra, (segun ciertas conveniencias), esta en nosotros (el televidente), el como nos lo vamos a tomar y nos va a afectar. El tema de poner una bomba un grupo d terroristas, ya sea en Francia, o Siria, o el Libano, o en Japon, por ej. q es el q trae a colacion en su articulo, lo veo como la noticia q a uno le llega d la muerte del abuelito d alguien, q ya se esperaba por haber estado agonizando tal vez en una cama, y la noticia d q d repente muere alguien joven en un accidente. La primera es una muerte esperada, y duele a sus seres queridos, la segunda, al no ser esperada duele en el alma hasta al transeunte q estaba pasando en ese momento y fue testigo del accidente. El punto es, q a las muertes q son producto d los conflictos del medio oriente, con ataques terroristas entre ellos mismos o no, ya estamos acostumbrados y ya les hemos llorado mucho, (acaso cree usted q no es duro ver como en pos de su idiologia islamista o la q sea, toman a sus mujeres y ninos para llenarlos d bombas d pies a cabezas y les meten la ideologia tan adentro, q a estos no les importa inmolarse por algo q tal vez ni creen, ni entienden??), mientras q las muertes q son producto d actos terroristas, en paises donde ni se piensa q pueda ocurrir algo asi, resulta tan inesperado y chocante, q no queda d otra por parte de los grandes medios d comunicacion, q llevar la noticia al punto mas minucioso para complacer a todos los televidentes q estan tan impactados como ellos, aunq se encuentren en el otro lado del mundo. No se si me hice entender con lo q exprese aqui. No quiero q se sienta mal con todo el rechazo q ha recibido por parte d personas ignorantes. Solo quiero q sepa q por mucho periodismo q se estudie, ojo a como vamos a expresar nuestras opiniones y mas cuando se trata d un tema tan sensible como el d los sucesos del pasado viernes 13. Q ironica la fecha, no cree???

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s