3 datos que demuestran que a los ciudadanos griegos poco más se les puede pedir

Constantinos Polychronopoulos ladels out food at a soup kitchen in Athens

Ante determinadas corrientes críticas que entienden que los griegos (su población) se merecen de alguna forma lo que están sufriendo en la actualidad por haber permitido la mala gestión de sus anteriores gobiernos y por haber aplaudido un Estado del que, según algunos tertulianos con mucha presencia mediática, vivía medio país sin dar palo al agua, no he podido evitar sumergirme en los datos macroeconómicos para demostrar que al ciudadano griego medio poca contribución más se le puede pedir a día de hoy. Leer informes del FMI hablando de Grecia como si de una ecuación matemática se tratara, sin ni tan siquiera citar ni en uno sólo de sus párrafos el sufrimiento social que determinadas “medidas” y “esfuerzos” suponen me parece escalofriante. ¿Cómo se puede hablar de economía sin tener en cuenta el factor humano? A veces intento seguir determinados argumentos teóricos sobre lo que se debería hacer y lo que se debería haber hecho en Grecia, pero al cabo de un rato de seguirlos con atención tengo la misma sensación que cuando alguno de mis profesores me explicaba una fórmula matemática. Con una significativa diferencia, la fórmulas matemáticas tienen una base científica que deja poco margen a la interpretación y los mensajes de los poderes financieros internacionales son todo menos neutrales. El problema es que instituciones como el FMI hablan de economía pretendiendo que sus argumentos suenen a verdades empíricas, cuando es evidente que sus reflexiones y previsiones están condicionadas por una ideología, en este caso neoliberal, y una falta grave de sensibilidad y empatía ante el sufrimiento de los ciudadanos que se esconden detrás de sus números, tendencias y estadísticas.

¿Deben pagar los ciudadanos griegos los errores de sus élites? ¿Son responsables por haber votado a quienes gestionaron el país de forma nefasta? Si la respuesta es afirmativa, ¿aplicaremos nuestra responsabilidad ante cualquier negligencia de nuestros gobernantes? ¿Soy yo, como ciudadano español, responsable de la guerra ilegal de Irak en la que participó el gobierno del Estado en el que vivo? ¿Un camionero griego y un camionero alemán han tenido roles sociales y políticos tan distintos como para qué uno sea responsable de la prosperidad de su país y otro lo sea del colapso económico de su nación? Estas preguntas son, para mí, las realmente importantes a la hora de valorar los intentos del gobierno griego actual para intentar estabilizar la situación económica del país sin condenar aún más a sus ciudadanos.

A continuación comparto tres datos para entender que los ciudadanos griegos (sobre todo las clases populares) ya no tienen margen para contribuir con más dinero y sacrificio a las arcas del Estado para devolver la deuda del gobierno griego con las instituciones financieras internacionales. Todos los datos incluyen una comparativa con la situación en España, para que el lector pueda tener las referencias necesarias para entender cómo viven los griegos y qué supondria para ellos que les impongan más austeridad.

  1. Una de las afirmaciones más escuchadas estos días es que si Grecia quiere devolver la deuda tiene que recaudar más dinero a través de los impuestos. Bien, veamos. Según datos de la OCDE (Grecia; España) la recaudación fiscal per capita (dato que es el  resultado de la división del total de recaudación por los habitantes del país) de Grecia es 9,6 puntos inferior a la de España. Mientras que en España la cifra per capita es de 7241,9 euros anuales, en Grecia es de 6547,3 euros. A priori podemos pensar, pues, que los griegos pagan menos. Pero, veamos el salario bruto medio de los dos países. Mientras que en España se sitúa en los 26.162 euros anuales, en Grecia tan sólo llega a los 20.168 euros anuales (fuente: Expansión / Datosmacro). Una diferencia de 23 puntos que dista mucho de los 9,6 puntos de diferencia de la aportación fiscal per capita entre los dos mismos países. Así, en medio de una crisis económica más aguda que la que vivimos en España, los griegos, proporcionalmente, pagan más impuestos que los españoles. ¿Se imaginan estar pagando más impuesto de los que se pagan en España hoy en día y que aún les pidieran incrementar el esfuerzo fiscal?
  2. Existen muchos tipos de impuestos, pero los que afectan más a los ciudadanos más pobres son aquellos que causan un incremento del precio de los productos y servicios básicos. Un claro indicador en este sentido es el IVA (VAT en sus siglas en inglés). Expongamos cuáles son los índices del IVA en España y en Grecia. En España el IVA general si sitúa actualmente en el 21%, en lo que supone una cifra récord. Pues bien, en Grecia el IVA subió hasta el 23%. El IVA reducido, que se aplica, entre otros, a alimentos básicos, es en España del 10%, mientras que en Grecia es del 13%. ¿Es legítimo que se imponga a los griegos otro incremento del IVA general y del IVA reducido? Según un informe parlamentario de setiembre de 2014 , Grecia tiene 6,3 millones de personas (alrededor del 60 por ciento de su población) viviendo bajo el umbral de la pobreza o con riesgo de pobreza. En España el porcentaje de ciudadanos en esta situación es alarmante pero se sitúa en el 22,2 por ciento de la población. ¿Es justificable que estas personas paguen la factura de lo que sus anteriores gobiernos hicieron mal?
  3. Si ahora les pregunto en qué país es más barato comprar un litro de leche, entre España y Grecia, ¿qué contestarían? Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, a continuación ofrezco el precio medio de venta en el mes de julio de 2015 de seis productos básicos en la dieta de ambos países:

Leche 1litro: 0,78€ ESP / 1,21€ GRE

Docena de huevos: 1,57€ ESP / 2,89€ GRE

Arroz 1 quilo: 0,97€ ESP / 1,67€ GRE

Lechuga: 0,85€ ESP / 0,60€ GRE

Tomate 1 quilo: 1,42€ ESP / 1,27€ GRE

Pechuga de pollo 1 quilo: 5,90€ ESP / 7,01€ GRE

Presupuesto mínimo diario recomendado para comida: 5,15€ ESP / 5,60€ GRE

(fuente: http://www.numbeo.com)

¿Realmente, después de leer estos datos, puede alguien defender que la solución para los griegos es más austeridad? Parece ser que sí.

Èric Lluent, periodista. (Barcelona, 1986)

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en Castellano i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

3 respostes a 3 datos que demuestran que a los ciudadanos griegos poco más se les puede pedir

  1. Mafe ha dit:

    Me encanta leer un articulo de alguien que hace la tarea desde el punto de vista de alguien de la calle y no en términos macroeconómicos donde todo vale. Así se deben hacer las comparaciones para Grecia y en cualquier ocasión. Gracias Eric, buen trbajo

  2. Jordi ha dit:

    Pero esto sería el colmo!!! Que los políticos engañen al pueblo, lo estafen, lo dejen en la ruina y encima la culpa sea del pueblo por haberles votado!!! Los que roban, los que engañan y los que estafan son los que deben pagar!!! No el pueblo!!! La lástima es que siempre sólo un grupito maneja y manipula todo!!!

  3. Mercedes ha dit:

    Me preocupa lo caro que compras. Sé positivamente que la leche más barata en un supermercado como ahorramas cuesta 57 céntimos el litro, y el arroz son 70 céntimos, entiendo que tú hablas de precios medios entre la marca más barata y la más cara, pero quería dar este apunte de dato real, que aumenta aún más la diferencia.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s