La mirada perdida (made in Mossos)

herido pelota de goma

El mismo Emilio Morenatti declaró que lo que se vivió aquel 29 de marzo de 2012 en el centro de Barcelona fue muy parecido a algunas de las situaciones bélicas que él mismo había retratado como fotógrafo de guerra. Lo decía él, que había estado en Gaza, donde sufrió un secuestro, o Afganistán, donde fue víctima de un atentado como consecuencia del cual se le tuvo que amputar un pie. La tensión había ido subiendo por la tarde. Ese día centenares de personas estaban decididas a enfrentarse a la policía. A los Mossos d’Esquadra, un cuerpo que en numerosas ocasiones había hecho correr la sangre de ciudadanos pacíficos, como en las cargas de plaza Catalunya del 27 de mayo de 2011 o las brutales agresiones que sufrieron ciudadanos, periodistas y estudiantes durante las protestas contra el Plan Bolonia, el 18 de marzo de 2009.

Barricadas, policías con miedo y una media retirada por parte de los agentes hizo que la cosa pintara peor que en la mayoría de las ocasiones (en las que los antidisturbios pasan por encima de manifestaciones con un 99,9 por ciento de participantes no violentos sin importarles la integridad y los derechos de los allí presentes). La pequeña victoria de los concentrados, que recuperaron el espacio de la plaza Urquinaona, hacía prever una respuesta contundente de los Mossos. No tardaron más de cinco minutos. Entraron con las furgonetas a toda velocidad, dando giro tras giro, hasta hacerse con dos a o tres esquinas desde las cuales empezaron el macabro ritual de las putas pelotas de goma.

Me encontraba en un portal en la acera Llobregat de la plaza, arrinconado tras el interfono junto a otro reportero gráfico y cuando saqué la cabeza para mirar si podíamos salir de allí vi a un antidisturbios apuntando a la altura de mis ojos, casi sin ángulo. Me escondí otra vez y el proyectil impactó contra una persiana de un comercio, a unos cinco metros. Decidí quedarme en ese portal y desde allí vi esa imagen que jamás se borrará de mi mente. Un hombre que se encontraba en medio de la calzada, en la zona centro de la plaza, recibió un pelotazo de goma directo en la cara. Recuerdo su cuerpo retrocediendo, su cabeza cayendo hacia adelante y su cuerpo siguiendo la misma trayectoria. Me acerqué, ya había tres personas intentándolo mantener en pie mientras la sangre caía a chorro de su ojo derecho. Recuerdo esa secuencia, desde que lo cogieron hasta que lo dejaron en el suelo al lado de un médico de los bomberos, en absoluto silencio. Les seguí a unos tres o cuatro metros. Saqué las fotos y me alejé hacia plaza Catalunya.

En ese momento decidí no publicar las fotos más explícitas. Había otras más generales, en las que se podía entender la escena. Pero esa imagen me persiguió en mis pesadillas durante semanas. Oía las sirenas, las escopetas, el proyectil reventando en la cara de ese desconocido y la sangre. Pensé: “cualquier día van a matar a alguien estos hijos de puta que disparan a menos de la distancia reglamentaria y sin rebote en el suelo, como mandan las normativas internas de uso de este tipo de material antidisturbios que está prohibido en la mayoría de países europeos”. No pasaron ni tres semanas que la Ertzaintza había acabado con la vida de Iñigo Cabacas, el seguidor del Athletic de Bilbao que murió a causa de un disparo en el cráneo. Justo antes de escribir este post he estado viendo el documental ‘Iñigo Cabacas. Crónica de una herida abierta’ y me han venido a la mente otra vez los fotogramas de ese 29 de marzo. He revisado las fotos que tomé y me he encontrado con esta mirada perdida y sangrante que, a mi entender, lo resume todo: la desproporción, la irresponsabilidad, la impunidad.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s