Artículo publicado en el Cultura/s de La Vanguardia. ¿Sabe Woody Allen tocar el clarinete?

The Eddy Davis New Orleans Jazz Band, más conocida por ser la banda en la que toca Woody Allen, llena teatros de todo el mundo siempre con el aliciente de ver de cerca al director neoyorquino. Parece estúpido que al ir a ver un concierto el criterio musical quede en un segundo plano pero hasta el mismo Allen ha aceptado que sea así y los músicos que lo acompañan –de gran nivel y con proyectos y trayectorias destacables en el mundo del jazz- tampoco parecen estar excesivamente preocupados por la situación. “Yo hace unos años era un músico normal, un tío normal. Nunca había imaginado viajar tanto haciendo lo que me gusta. Me tratan genial, vamos a los mejores hoteles, comemos de muerte y tocamos jazz día y noche. Esto es un sueño”, confiesa Conal Fowkes, pianista de la banda, originario de Londres, que hace una década fue de viaje a Nueva York, conoció en la pausa de un concierto a Eddy Davis y allí se quedó.

Así que lo habitual después de cada concierto de Woody Allen es escuchar comentarios de gente mofándose de su forma de tocar, comparándola casi a la de un niño de diez años. Si bien sabemos que Allen no pasará a la historia como clarinetista de referencia y que para él no es más que un hobby con el que pasárselo bien con sus amigos, es ingenuo pensar que una persona con más de medio siglo interpretando el mismo estilo con el clarinete semana tras semana sea un simple aficionado al que le cuesta afinar su instrumento. Es necesario, entonces, hacernos la pregunta ¿sabe Woody Allen tocar el clarinete? Para contestarla debemos despejar una duda básica que nos permitirá criticar con criterio su forma de tocar. A diferencia de la inmensa mayoría de grandes clarinetistas de la segunda mitad del siglo XX y actuales, el jazzman de Nueva York tiene entre sus manos un clarinete Albert System, distinto a los Boehm System de hoy en día.

Woody Allen pertenece al grupo de locos que coleccionan Albert System –se dejaron de fabricar a principios del siglo XX- y por lo tanto su afición a la música es comparable a la de quien conduce un Hispano Suiza del 1918. Y en su obsesión por los Albert System hay un nombre propio que ilumina su camino musical, el de George Lewis, clarinetista nacido el año 1900 en Nueva Orleans. Lewis –descendiente de una esclava senegalesa que llegó a Estados a principios del XIX- era uno de aquellos músicos de la vieja Louisina que no tenían mucho dinero y adquirían instrumentos de segunda mano en casas de empeño. Es por eso que los Albert System aun tienen un papel protagonista en la música más negra de la Nueva Orleans de los años 30 y 40, justamente porque todos los clarinetistas con recursos habían adquirido ya la novedad de los Boehm y se habían deshecho de los viejos Albert, que pasaron a manos de los músico con menos ingresos.

“El Albert System es el clarinete ideal para las músicas tradicionales, como la judía o la griega”, explica el trombonista y clarinetista barcelonés, Oscar Font, otro de los que ha desarrollado una profunda afición por los clarinetes antiguos. De hecho, fue el mismo Allen quien le vendió uno de sus clarinetes, una joya que Font de momento tiene en casa pero que le gustaría exponer en algún museo de la ciudad. La música que hacía Lewis era la heredera del jazz originario y tradicional, la voz del lamento de aquellos que ayudándose de sus herramientas cantaban mientras trabajaban –las llamadas work songs- forjando así las raíces del blues norteamericano. Lewis, para mantener un estilo más tradicional y cálido, tocaba siempre con una lengüeta de madera del número 5. Esto es clave para entender el sonido de Woody Allen. Las cañas que se utilizan para tocar instrumentos de viento como el clarinete o el saxofón se clasifican del 1 al 5 dependiendo de su grosor, que determina el sonido y el volumen del propio instrumento. Pues bien, Lewis tocaba y Allen toca con la lengüeta de mayor dificultad, la más gruesa. Soplar y hacer sonar el clarinete con una caña del 5 no está al alcance de cualquiera.

Eddy Davis explica la anécdota sobre una de las visitas de Benny Goodman a las sesiones de jazz que Woody Allen lideraba cada lunes en el Michael’s Pub de Nueva York, el local anterior al Carlyle, el hotel de lujo donde actualmente, también cada lunes, actúa la Eddy Davis New Orleans Jazz Band. Goodman, considerado el gran clarinetista de la segunda mitad del siglo XX, se interesaba por la sesiones de Allen precisamente para rememorar el sonido original de Nueva Orleans. “A menudo Benny Goodman venía a escuchar los conciertos de Woody y, a veces, cuando bebía y se emborrachaba, se subía al escenario para tocar. Era ya en los ochenta. Una vez pidió una caña a Allen y este le dio una del número 5. Después de intentar hacerla sonar, Goodman llamó al camarero para que le llevara un cuchillo con el que afiló y pulió la lengüeta. Él tocaba una del 2,5”, rememora entre risas Davis.

Músico y coleccionista a la vez, Allen es, ante todo, el más fidedigno seguidor e imitador del estilo de Nueva Orleans y de George Lewis. Hasta las últimas consecuencias. Con 75 años y aunque ya le empiece a costar, sigue empañándose en tocar un Albert con caña del número 5. Es la música que él escuchaba de pequeño y es la música que, gracias a su fama como cineasta, ha decidido llevar a cientos de escenarios alrededor de todo el mundo. Un clarinetista al que a veces le cuesta arrancar una nota pero que respeta cuidadosamente los estándares de la música negra de los años 40. La respuesta es sí, Woody Allen sabe tocar el clarinete, un clarinete que la mayoría de aficionados al jazz desconocen y que aguarda una calidez sorprendente. Ah! Y si quieren irse a cenar con Allen, anoten: Harry Pedler. Es el nombre del modelo que le falta en su colección particular. Hay dos de estos clarinetes metálicos localizados en Rusia pero su propietario no está dispuesto a venderlos. Woody Allen anda loco por conseguir uno, así que si quieren hacerlo más que feliz, ya saben.

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Castellano. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Artículo publicado en el Cultura/s de La Vanguardia. ¿Sabe Woody Allen tocar el clarinete?

  1. Retroenllaç: ¿Sabe Woody Allen tocar el clarinete?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s